Alimentación en el deporte

 1. Introducción.La alimentación en el deporte depende de cada persona en cuestión de la edad, el sexo y del tipo de actividad física que vayamos a realizar. Se recomienda la ingestión de grandes cantidades de alimentos ricos en proteínas y en vitaminas, para tener una mayor eficacia en la obtención de energía por el organismo a partir de los alimentos.  Uno de los errores comunes que cometen los deportistas es la baja o demasiada ingestión de alimentos, pues estos problemas suponen un bajo rendimiento al realizar ejercicio físico.

2. Alimentación antes del ejercicio.  

La ingestión de fruta previa a un entrenamiento ayuda a reducir la fatiga. Las frutas contienen, principalmente, vitaminas y, también carbohidratos y azúcares para encontrarnos mejor a la hora de hacer ejercicio. Dos buenos ejemplos de frutas son el plátano, que contienen sobre todo potasio, y las naranjas que tienen mucha vitamina C.

Antes de hacer ejercicio, es conveniente mezclar hidratos de carbono de rápida, intermedia y lenta asimilación. Es recomendable tomar alimentos en forma líquida. Es importante tomar agua dos horas antes de hacer ejercicio y 20 minutos antes de empezar.

3. Alimentación durante el ejercicio. 

Durante el ejercicio, esto no causará dolor ni molestias estomacales. Si no se toma agua, podemos deshidratarnos y limitar nuestro rendimiento. El ejercicio causa sed, pero cuando esto ocurre ya nos estamos deshidratando, por lo que debemos beber agua antes de tener sed, así que lo recomendable es tomarla cada cierto tiempo. El objetivo de la hidratación es que  mantenga la misma cantidad de agua spués de ejercitarse. Muchas personas se quejan de calambres musculares a la hora de ejercitarse. Esto se debe por la pérdida excesiva de agua a través del sudor. La mejor forma de prevenir los calambres es mantenerse hidratado, como ya está explicado anteriormente. A la hora de hacer deporte también podemos tomar una bebida deportiva que contenga, principalmente, hidratos de carbono y electrolitos.Es muy importante que no comer durante el ejercicio, ya que los intestinos requerirán los líquidos, entre ellos la sangre, que deben utilizar los músculos a la hora de ejercitarse.

4. Alimentación después del ejercicio.

Es recomendable hacer una comida rápida después de entrenar, es decir, que pueda ser ingerida y digerida con rapidez. Si no se hace inmediatamente, los beneficios que se hubieran tenido al hacerlo serán menos y la condición física empeorará. Lo mejor es consumir algo de absorción rápida, como es cualquier líquido. Los carbohidratos son uno de los elementos básicos en la recuperación de ejercicios. Los músculos pueden captar más glucosa y rellenar sus reservas de carbohidratos durante las dos primeras horas de descanso después del ejercicio. Por eso, éstos te ayudan a realizar una óptima recuperación. Una dieta postcompetitiva deficiente concentra muchas proteínas, lo conveniente es una dieta a base de pasta.

5. Opinión personal sobre la alimentación en el deporte.

La alimentación, como todos sabemos, es una de esas cosas indispensables para poder vivir, porque en caso contrario, ya sabemos lo que nos tocaría. En el deporte, el tipo de alimentación es importantísimo: constituye un factor que condiciona el rendimiento del deportista. A través de una adecuada alimentación a la hora de realizar ejercicio, nuestro organismo obtiene la suficiente energía que nos permite desarrollarlo. Así como la toma de mucha agua, la ingesta de fruta, de pasta o de cualquier otro alimento rico en hidratos de carbono, vitaminas y proteínas nos ayuda a sentirnos mucho mejor cuando realizamos un esfuerzo físico y así, ayudarnos a mejorar nuestra condición física y, de esta forma, a llevar un estilo de vida saludable.